El bruxismo consiste en apretar los dientes de forma involuntaria, también conocido como “rechinar los dientes”. Afecta a más del 50% de la población y se caracteriza por cursar con los siguientes síntomas y signos, entre otros muchos:
 

  • Apretar o rechinar los dientes mientras duerme, durante el día o en ambos momentos.
  • Ruidos en la articulación, al abrir la boca.
  • Molestias y dolor en la mandíbula, al abrir la boca y sobrecarga al masticar.
  • Dolores, especialmente de cabeza, oído y cuello.
  • Dolor y rigidez en el músculo masetero.
  • Dientes sensibles.
  • Daños en el esmalte.


El objetivo principal cuando se trata el bruxismo es conseguir un equilibrio del sistema masticatorio, consiguiendo una relación adecuada entre la oclusión dental (la forma en la que muerde cada uno), la musculatura, la articulación temporomandibular (ATM) y el sistema nervioso central. Llegando a este equilibrio se puede evitar la aparición de los síntomas anteriormente destacados, como el dolor de cabeza o las contracturas musculares.


Compartir


Política de cookies

Usamos cookies para ofrecerle una experiencia fiable y personalizada en Clínica Steldent. Al navegar por Clínica Steldent, aceptas nuestro uso de política de cookies.